Deseos, Listados y Existencialismo

Hoy el tema es: no hay tiempo (ni jugadores) para tanta partida.

Después de un parón muy importante y de no haber conseguido poner a funcionar varias partidas estoy dirigiendo 50 Fathoms de Savage Worlds. No es que sea la repanocha, pero estoy dirigiendo, que es mucho para como estaba hace unos meses. Somos el grupo de siempre (que ahora incluye a Jose “Kha”), así que por este lado nada nuevo.

La hoja de ruta de lo que ha quedado atrás:

  • Ars Magica 5e, algo en el Tribunal del Rin.
  • Fama y Fortuna, mi D&D personalizado, por no llamarlo “mi retroclón”, que no llega a eso. Un montón de sesiones en una península Ibérica fantástica del siglo IV + Stonehell.
  • GURPS 4e, Caravan to Ein Arris, una única sesión paralela a los acontecimientos que ocurrían en Fama y Fortuna.
  • Mutant: Year Zero, por aquí por Málaga, a la partida le podían quedar pocas sesiones.
  • Runequest 6e, en Grecia partiéndose la cara con los Persas.
  • Savage Worlds: Achtung! Cthulhu, una única sesión en la Operación Dinamo.
  • Savage Worlds: Shaintar, una única sesión de presos que huían del Prelado de Camon

Esto, como os podéis imaginar, fue desastroso, tanto para mí como para los jugadores. Pero bueno, ha sido una época especialmente mala en lo personal y he salido como mejor he podido, yo y mis jugadores, claro.

¿Qué pasa? pues que soy un culo inquieto y me he topado con algunos cambios que se esperan o prevén para la Black Edition del Savage. Así que me he lanzado a aplicarlos, de ahí he pasado a fusilar reglas de otras ambientaciones (especialmente de Flash Gordon) y luego me he ido un poco atrás en el tiempo hasta el predecesor de 50 Fathoms, Pirates of the Spanish Main, y también le he sacado sus reglillas y las estoy terminando de retocar para introducir en la partida.

Todo normal hasta aquí.

No sé si tengo ganas de dirigir toda la campaña de 50 Fathoms. Lo más complicado es la situación actual: los jugadores vienen de no haber jugado dos sesiones seguidas a casi nada, yo no estoy todavía al 100% rolero (aunque voy cogiendo ritmo a todo trapo) y no tengo un sustituto claro, clarísimo. La ambientación no está mal, aunque yo le cambiaría un par de cosas, pero creo que está muy poco definida y además las aventuras no vienen muy masticadas, además de que tengo que retocar casi todos los PNJ porque son de risa, pareciera que la campaña fuera entera para jugarse en Novice/Seasoned. Vaya, es que no puede ser que el tipo “temible” tenga un d10 en Intimidación. Venga, no me jodas, uno de los PJ recién hechos ya tiene d10 en Lucha, dale un par de avances…

Esta es mi lista actual de juegos pendientes, léase:

  • 13th Age, en concreto Eyes of the Stone Thief.
  • Chronicles of Darkness 2e.
  • EXO 3464.
  • FATE, algo, lo que sea. Muy probablemente Jadepunk de Ryan M. Banks.
  • FrontierSpace, de Bill Logan.
  • Mouse Guard 1e.
  • Reign, de Greg Stolze.
  • Savage Worlds: Mutant Chronicles.

A los que podéis añadir prácticamente todos los que están en la lista de arriba.

Así que nada de esto es fácil. Por un lado no voy a simplemente cancelar la partida, ni mucho menos. Ya es una cuestión de responsabilidad, conmigo y con mis jugadores. Así que como mínimo que dirija varias aventurillas y no me meta de lleno en la campaña propiamente dicha. Pero por otro lado, es que como he dicho no sé muy bien qué quiero hacer en lugar de eso.

También está el tema de que creo que podría tantear otras rutas más… ¿desahogadas? pero sé que no son del gusto del grueso de mi grupo. Estoy pensando en FATE y Dungeon World. Lo que me lleva al siguiente punto de disertación, y es que creo que debería cambiar durante un tiempo de grupo. Al menos de configuración. Pero claro, yo no quiero dejar de jugar con mi grupo, así que eso realmente debería leerse como “quiero jugar con otro grupo más”, y no es que esté muy boyante de tiempo libre últimamente. Me he planteado dirigir algo online, solo como ejercicio mental por ahora, pero aquí se me presentan varios escollos:

  • Yo no he dirigido nunca online. Tendría, no solo que aprender a manejar las herramientas, sino que adaptar mi estilo al nuevo medio.
  • Las cosas que quiero dirigir se prestan mucho más al juego “en directo” que al online. Como FATE con los aspectos y todo eso.
  • Quiero dirigir a cosas a las que no he dirigido antes, y hacer eso con un grupo nuevo tiene muchos puntos para acabar en desastre.
  • Uno de los puntos en los que flojeo después de todo este parón es en el cierre de las aventuras. Lo que ya era un problema antes, ahora es algo en lo que estoy trabajando, pero online ¡es obligatorio llevar esto bien aprendido!
  • Dirigir a un montón de desconocidos. Bueno, no necesariamente, pero muy probablemente sea así. Esto no facilita el tema, claro.

La otra opción obvia es buscarme personitas de carne y hueso y dirigirles y tal. Aquí el asunto es que yo suelo dirigir en mi casa y no me vuelve loco meter a cuatro desconocidos a los que igual no quiero volver a ver al día siguiente. Luego no conozco ningún sitio donde llegarme y plantar una partida a ver qué tal, aunque tampoco es que me haya movido mucho.

Jugar es algo que, como veis, ni contemplo, aunque me han apuntado a una posible partida de EXO 3464 y no me quejo.

En fin, todo esto es muy complicado para mí. A ver por dónde sale la cosa.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.