Un buen día

Pues no pinta la cosa tan mal.

Me he despertado hoy y, para animarme un poco, me he puesto algo de música en el móvil. Wham! The Edge of Heaven. Hasta aquí bien, la cuestión es que me levanto, me estoy vistiendo y me encuentro ¡que estoy bailando como si no hubiera un mañana! Claro, el que me conozca sabrá que eso no es algo raro en mí, lo que me ha sorprendido ha sido el cómo he bailado.

Veréis, desde mucho antes de ir al gimnasio pasaba de bailar, pasaba de moverme no nos engañemos, así que no había tenido oportunidad aún de probar mis nuevos súper poderes… y joder cómo mola. Ha sido como volver a tener 25 años. Joder qué bien me lo he pasado, he puesto el tema como cinco o seis veces.

Pero hay más, por supuesto.

Desde que estoy en mantenimiento con la dieta (y mañana tengo mi ultimísima visita a la dietista) me he estado pesando “en vacío”: solo con los boxers (los calzoncillos, no los perros), recién levantado y después de las abluciones matutinas. Total, que andaba rondando los 75 y pico siempre, y esta mañana… ¡plaf! Adjunto foto.

Supongo que estas cosas son normales, pero como yo no he hecho dieta antes, pues todo me parece muy nuevo y me creo un expedicionario que está abriendo camino por la selva de Borneo. La verdad es que me deja tranquilo respecto al posible efecto rebote, que ya me han advertido que coger uno o dos kilos es lo habitual (más es señal de que algo no ha ido bien).

Pero hay aún más, ¿no te lo esperabas, eh?

Sin querer me he metido en liga Combatientes 1 del Clash Royale. Vamos, eso es pasar de los 4000 trofeos y me posiciona como un aficionado más, no os voy a engañar. El juego no se me da mal, pero me falta espíritu competitivo. La cuestión es que esta mañana me ha caído ya el cofre de elección (muy majo, nada interesante, pero muy majo) y tras abrirlo y terminar la temporada… pues todos volvemos a tener 4000 trofeos justos, y ha dado la casualidad que he podido tomar una instantánea que, creo, tardará en repetirse.

Ayer además sacamos ya las entradas para ir a ver Les Luthiers, con Vane, Liñán, Olmedo, Carlos y dos amigas suyas. ¡Qué ganas de reírme con ellos!

Ahora me voy a poner a terminar la ficha que estoy diseñando para la partida del miércoles a Savage Worlds – Shaintar Legends Arise, a ver si me da tiempo de imprimirla hoy. Todavía me queda darle los últimos retoques a la reunión de mañana, que ya toca trabajar y dejo la semana cerrada.

Total, que me queda salir de la depresión y con eso echo ya el mes.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.